Martes, 30 de diciembre de 2008

Nació en Penza en 1893. Fue Licenciado en Ingeniería, combatió durante la primera guerra mundial, siendo herido y capturado por los alemanes, no pudiendo regresar a Rusia hasta 1918, año de su liberación. Siente una gran vocación por el teatro y menosprecia al cine ya que lo considera un arte menor. Este pensamiento cambiará radicalmente cuando vea el film de Griffith "Intolerancia", entonces se une al grupo de Lev Kuleshov.

Inicialmente realiza un par de cortometrajes, uno de ellos colaborando con el psicofísico Pavlov, "Mekanica golovnogo mozga" (El mecanismo del cerebro - 1925). Posteriormente debuta con el largometraje "Mat" (La madre - 1926) donde aplica toda una serie de teorías que posteriormente publicaría en los libros: "El director cinematográfico y el material cinematográfico" y "Dirección y argumento". El film logra una gran éxito pero es criticado por servirse de actores de teatro. De hecho Pudovkin creía en el significado social de los personajes individuales. Una parte de sus estudios trataron el tema de la interpretación (el propio Pudovkin tuvo una importante carrera como actor) y sus diferencias entre la actuación en cine y en teatro. El cine, con su técnica, elimina los condicionantes que restan realismo a las representaciones teatrales. El gesto forzado y la declamación, que afectan el potencial naturalista del actor, son eliminados por la capacidad de aproximarse o seleccionar que tiene, como el ojo, el objetivo de la cámara. Así, proyectado en la pantalla, permite transmitir un mayor número de matices, más sutiles, que dotan al cine del realismo que tanto ansiaban los cineastas de la época. Estas constantes se prolongarán en "Koniets Sankt-Peterburga" (El fin de San Petersburgo - 1927) donde un personaje anónimo se ve transformado por los acontecimientos revolucionarios. Algo semejante a lo que le acontece al protagonista de su siguiente obra "Potomok Chingisjana" (Tempestad sobre Asia - 1928) cuyo simbólico final, nos muestra su gusto por las metáforas.

Su siguiente film fue un trabajo experimental, con un exagerado uso del ralentí. Frente a las teorías de Eisenstein, Pudovkin era partidario de tener todo decidido de antemano "guión de hierro". Todo debe ser armónico en beneficio de la idea preestablecida, lo importante es la película en su conjunto. Consideraba al cine como una evolución del teatro. Se sentía atraído por las nuevas posibilidades técnicas que ofrecía el medio, no lo consideraba un mero espectáculo foto-químico-mecánico. Para él el cine era el medio que permite al artista transmitir su pensamiento. Partiendo de la idea de que la obra de arte es la percepción colectiva de una transfiguración de la realidad, Pudovkin tenía muy en cuenta un elemento que no había sido analizado antes; el espectador. Además del artista y la obra de arte, el espectador era esencial en el proceso de creación, dado que lo que transmite el artista permanece en él, y lo transforma en un fenómeno concreto, histórico-social, real y actual.

El montaje era para Pudovkin la base estética de la película. Quería diferenciarse de aquellos que pensaban que el cine era sólo unir trozos de película consecutivamente con un ritmo lento o rápido. Calificaba de limitada la concepción de rodaje aplicada a la acción de realizar una película, ya que ésto sólo tenía razón de ser como tal si se procedía a una construcción de planos y secuencias. Para él el montaje era el acto de resucitar a la vida por medio del arte, ya que el objeto filmado permanece muerto hasta que no se establece su relación con todo lo demás. El arte del cine era su voluntad de actuar sobre la razón y el ánimo del espectador, con posibilidades inagotables. Contrariamente a la idea mayoritaria de su tiempo, Pudovkin no veía al cine como un medio para enseñar o adoctrinar, sino para vincularse y servirla. Murió en Riga en 1955.


Tags: Pudovkin

Publicado por emeaefe @ 20:11  | BIOGRAFIAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios