Mi?rcoles, 15 de abril de 2009

Este director de cine y escritor estadounidense nacido en Estambul el 7 de septiembre de 1909 y muerto en el 2003, es nada más y nada menos que el socio dentro de la industria del cine norteamericano (Hollywood) del senador Joseph McCarthy quien desencadenó entre los años 1950 a 1956 una verdadera persecución política dentro de su país. Esto trajo denuncias, procesos irregulares y listas negras de personas sospechosas de ser "comunistas" o bien llamados liberales. Los sectores que se opusieron a los métodos de McCarthy denunciaron el proceso como "caza de brujas" al mejor estilo de la inquisición incluso el dramaturgo Arthur Miller escribió su famosa obra "Las Brujas de Salem" en 1953.

Este buen hombre de Kazan brindó su testimonio ante el Comité de Actividades Antinorteamericanas en la época del Mccarthismo y testificó contra sus antiguos compañeros del Partido Comunista, con esto quedó maldito de por vida entre la gente del ambiente incluso sus propios colegas. Su gran obra fue colaborar en las famosas listas negras que dejaron sin trabajo a miles de personas, ya que quienes figuraban en esa lista no podían volver a trabajar en la industria, de hecho nadie se animaría a contratarlos, sólo por el hecho de "quizás" tener ideas políticas diferentes a estos sujetos. Lo más penoso fue verlo recibir su "Oscar Honorífico" durante dicha ceremonia del año 1999 fueron muchos los que se negaron a aplaudirle o a ponerse de pie, incluso el actor Sean Penn en otro gesto que lo enaltece se animó a levantarse de su butaca y retirarse de la sala.

Kazan trató de justificar su denuncias en una novela llamada "El Anatolio" y en su película "América" explica que su "admiración" por el modo de vida americano le llevó a tomar esas acciones. Este extranjero buen patriota relata en su novela los avatares de un joven griego que deja su tierra en busca del milagro americano. Kazan también se atrevió a deformar la historia de la lucha de los obreros portuarios de Nueva York en "La ley del Silencio"donde los sindicatos de obreros portuarios, que tenían mayoría de activistas comunistas, aparecen dominados por una supuesta mafia. Durante el período conocido como "caza de brujas", protagonizado por este senador católico McCarthy el objetivo fue perseguir la incursión comunista en Estados Unidos, la gran nación democrática bordeo la tentación fascista, al pasar por un período inquisitorial durante el cual muchos ciudadanos inocentes sufrieron persecución por simples sospechas.

Todo el mundo en Hollywood comentaba que Kazan, había sido integrante del "Partido Comunista de Hazengang" (Michigan) y que se libró de las represalias por desenmascarar como comunistas a sus compañeros de profesión como Burt Lancaster o Shirley Temple. Muchos dicen que este largometraje sirvió para justificar la traición de Kazan. Todos los imputados por sus denuncias hicieron un boicot contra su persona pero con "La ley del silencio" logró de nuevo el beneplácito de la inocente opinión pública norteamericana.

Todas estas características se aprecian en el personaje que interpreta Marlon Brando que intenta disculparse como si fuese el mismo Kazan. Si nos detenemos en la actitud de soplón que toma su personaje "Terry" nos daremos cuenta que en vez de mostrarse como un ser vil y maquiavélico se nos presenta casi como un héroe caído de su trono. Esto es muy de Elia Kazan, el protagonista reacciona ante las injusticias y lucha por su vida, mientras que el director reacciona ante las acusaciones y defiende su status económico y social.

Finalmente esta "caza de brujas" cesó cuando el senador McCarthy terminó desacreditado por sus métodos y fue destituido en 1954, aunque siguió presente en los actos y en las reuniones dadas por el comité. Algo de esto puede verse en el film "Buenas Noches y Buena Suerte" de George Cloney.

Más allá de su trabajo como director con películas de reconocida jerarquía que no se pueden negar, su nombre figura en una de las páginas más negras de la historia del cine mundial.


Tags: Elia Kazan

Publicado por emeaefe @ 21:40  | ARTICULOS
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por gkane
S?bado, 06 de junio de 2009 | 14:49
Lo triste es que, al menos seg?n recuerdo, la pel?cula es buena. Yo no conoc? las circunstancias en que fue rodada hasta bastante tiempo despu?s de verla,y es dif?cil no sentir la tensi?n de la interpretaci?n de gente como Brando, Karl Malden o Rod Steiger (unos monstruos de la actuaci?n), o conmoverse por la banda sonora de Leonard Bernstein.

Como dijo uno de los guionistas afectados por la Caza de Brujas (ojal? fuera capaz de acordarme de los nombres, para variar), 'La ley del Silencio' est? bien contada, pero "es la historia de un chivato, y en mi barrio, esos se llevaban lo suyo"; el recuerdo puede no ser literal, pero el sentido iba por ah?.

Una pena, porque para disfrutarla como obra dram?tica hay que hacer un ejercicio de abstracci?n y sacarla de contexto.
Publicado por Invitado
Martes, 11 de agosto de 2009 | 18:48
bueno, creo que es un analisis bastante simplista
Publicado por emeaefe
Martes, 11 de agosto de 2009 | 21:56
Pues a m? se me hizo demasiado largo, lo cierto es que el sujeto es un hijo de puta, arruin? la carrera de muchas personas y lo peor es que nunca mostr? el m?nimo signo de arrepentimiento. Pero bueno como profesional ha tenido su carrera brillante y se ha llevado 2 premios oscar a su tumba.